lunes, septiembre 10, 2007

Analizando al Reverendo Kane

"God is in his holy temple"

Si os dijera que, en el artículo de hoy, se analizará la figura del Reverendo Henry Kane, más de uno pensaría que se hablaría del carismático músico que amenizaba los fabulosos programas del antiguo (y añorado) Caiga quien caiga. Craso error puesto que si entre mis lectores se encontrara alguien lo suficientemente freak como para identificar tan agorero nombre, sin duda, se le habrían puesto los pelos como escarpias, ya que hoy profundizaremos en torno a la figura de uno de los personajes del cine de terror que más estragos ha hecho en las mentes de aquellos que nos criamos en la década de los ochenta. Si no habéis ido atando cabos os diré que Henry Kane es el nombre de aquel funesto reverendo que nos mortificó con sus apariciones en las dos últimas películas de Carol Anne, que es como se conoce en mi casa a la Trilogía de Poltergeist.


Parto de la hipótesis de que la mayor parte de vosotros habrá visto por lo menos la primera entrega de la saga, que es sin duda la mejor de las tres. Es la película en la que aparece el payaso acojonante (que no descojonante) y la montaña de sillas en la cocina. Concretamente, aquella en la que Carol Anne –la chica con cara de bollo y pelo rubio ceniza hasta la cadera- contactaba vía televisiva con una serie de entidades que tomaron posesión de su propia casa. Lo que en principio era una película ideada para que tu madre tuviera una excusa medianamente creíble para que no te acercaras demasiado a la tele, se convirtió en un éxito sin precedentes que propició dos secuelas más: Poltergeist II (la del indio) y Poltergeist III (la de los espejos).

Aunque, bien es cierto, que segundas partes nunca fueron buenas (ni que decir de las terceras), estas dos películas pasarán a la historia por haber llevado a la gran pantalla a uno de los personajes más siniestros y horripilantes del cine: El reverendo Henry Kane. Un encantador viejecillo, achacoso, vestido totalmente de negro, tocado con un sombrerillo tipo cordobés y una mala cara de mil demonios. Y es que parece ser que esa tez descompuesta y ese mal color que tanto nos acojonaba tenía una causa bien real y dramática ya que Julian Beck, el actor que encarnaba a Kane en la segunda película, padecía un cáncer de estómago en fase terminal que no le permitiría terminar el rodaje de la película. Un suceso realmente triste que se sumó a la larga lista de acontecimientos extraños y funestos que se sucedieron a lo largo (y años después) de los rodajes de estas películas.


Para quien no lo recuerde demasiado bien, como se explicaría en la segunda entrega, la casa de la familia de Carol Anne se construyó justo encima de una fosa común, que había pertenecido a los seguidores de una antigua secta que se enclaustraron bajo tierra a la espera de un final de los tiempos que se entreveía bastante cercano. El líder, inspiración y guía de la agonizante compañía, no era otro que Henry Kane, quien, años después de su muerte, con la esperanza de poder “ir a la luz”, vio en Carol Anne esa alma pura y limpia que le ayudaría a salir de su infierno.


A día de hoy, son muchos los que dicen que el Reverendo Kane existió realmente, siendo el líder de un Culto Utópico de California o el Norte de México que, efectivamente, se enclaustró bajo tierra, junto a su congregación, a la espera del Armagedón. A diferencia de la película, al ver que nada sucedía fuera del improvisado bunker, muchos de los integrantes del culto huyeron, entre los cuales se encontraba el propio Kane, que fue eternamente desacreditado como falso profeta.


En mi cerebro sólo se deslumbra una pregunta con respecto al Reverendo Kane: ¿Volverá a aterrorizarnos en una próxima secuela? ¿Hablaremos próximamente de Poltergeist IV? Repentinas y extrañas muertes de diversos personajes han convertido a Poltergeist en una película maldita. Pocos meses después del estreno del primer filme, la hermana mayor de Carol Anne (la actriz Dominique Dunne) fue asesinada por un novio celoso. La propia Carol Anne falleció poco después de acabar el rodaje de la tercera película, con tan solo 12 años, por estenosis intestinal, una enfermedad extraña y cuanto menos repentina. Will Sampson, el imponente indio que interpretó al chamán de la segunda película, a pesar de su aparente salubridad física murió de cáncer poco después de terminar la película, al igual que el ya mencionado Julian Beck. Fuera del elenco, muchos componentes del equipo técnico fallecieron extrañamente al final de los rodajes.

¿Simples coincidencias?

Más de uno se lo pensará antes de participar en un nuevo rodaje ¿No creéis?



Trivia:
  • Como habréis observado, no se han incluido en este artículo fotografías del susodicho espectro, ya que la autora de este blog se sobresalta en exceso (aún) al ver a su terror infantil en la portada de su blog. En cambio, podéis ver la portada de uno de los discos del grupo Anthrax para cuyos integrantes la figura de Kane era una de las que más miedo les ocasionaban.
  • Este tipo de personaje pertenece a una categoría establecida dentro del cine de terror. Si alguien sabe el nombre de dicha categoría, que se manifieste.
  • "God in his hole temple" es el comienzo del himno que el Reverendo Kane siempre canturreaba.
  • Este artículo se ha redactado integramente durante las horas de luz: la autora no era capaz de pensar en el tema después de la caída del sol.

3 comentarios:

Reparito 2.07 dijo...

Vaya que si acoona el reverendo y no, no es el que acompaña a wyomin y a tantos otros en discos del rock nacional...

sino el tak Kane, yo he visto las dos primeras, de hecho las tengo en dvd.
Poque es qe hace dos o tres años hice un experimento cinematografico.

Vi, El Exorcista (montaje del director), Poltergeis y El Resplandor.
A ver cual me daba mas miedo... y la ganadora fue el Exorcista.

Pero desde luego hay personajes que son terrorificos, y este es uno. A parte del payaso qu e ami siempr ema han dado un cague que te pasas.

Pd. Las condiciones de redaccion del post son aparte de buenisimas y hilarantes totalmente compartidas por mi. que lo sepas!

Richi dijo...

Acabo de dar con tu blog

Simplemente decirte que es impresionante, muy buen trabajo, poco he leido pero tiene pinta de estar muy bien desarrollado e interesante.

Pues nada, ya le echaré algún vistazo

Este es mi blog:

http://heroeceltic.blogspot.com/

A ver si te gusta, llevo desde el 1 de julio, poco a poco, centrado en NBA sobre todo aunque pongo cosillas diversas, ya me dirás tu opinión en un coment

Si quieres nos agregamos incluso, ya me dirás lo que quieras

Saludos

César dijo...

Me gustó tu artículo sobre el Reverendo Kane...a mí me daba un pinche miedo, cabrón...y peor aún, cuando estaba en primaria (estudié en una escuela católica) había un maestro que se parecía a él...nunca me dió clase, pero me daba miedo el pobre hombre...además vestía todo de negro, imagínate. Poltergeist (o Juegos Diabólicos, como se le conoció aquí en México) sigue siendo una de mis películas favoritas de todos los tiempos, tengo una pequeña colección de recortes de revistas, artículos y las películas en vhs y dvd. Inclusive he planeado una visita al Planet Hollywood de Las Vegas, en donde dicen que existe una réplica del payaso que ataca a Robbie en la primera parte. Tengo entendido que Alicia Silverstone interpretará a Carol Anne en la cuarta parte de Poltergeist, no sé que haya de cierto en esto. En fin, saludos desde México.