sábado, junio 02, 2007

Enlarges your penis

No estoy del todo segura pero creo que los viernes, desde hace ya algunas semanas, tras Callejeros, Cuatro ha optado por emitir una serie de programas dedicados al sexo. No me refiero a ningún tipo de formato porno o erótico-festivo, hablo de documentales relativos a la sexualidad y a la incidencia de esta en la vida del ser humano. El del viernes pasado trataba del alargamiento del pene y venía a confirmar que tanto e-mail spam con asunto "enlarges your penis" forma parte de una realidad latente. Ya sabíamos que el hombre da mucha importancia, quizás demasiada, al tamaño de su miembro. Muchos, incluso, llegan a traumatizarse y obsesionarse con el tema. El documental venía a decir que el alargamiento del pene no es sólo posible mediante tratamientos naturales (tipo masaje o ejercicios de estiramiento) sino que se puede solventar en un quirófano fácilmente.

No lo vi completo. Aunque últimamente mi relación con el sexo masculino no pase por sus mejores momentos, debo reconocer que no les tengo la suficiente tirria como para soportar más de una hora de imágenes de penes diseccionados, ensangrentados, mutilados y recosidos. Además, por algunos comentarios que más tarde trataremos, estaba claro que el documental iba dirigido directamente al público masculino. En definitiva, la misión del documento era informar a dicho sexo, a través de la historia de un chaval de 23 años que no sólo quería alargar su pene, sino también engrosarlo. Según parece, hoy en día, se sabe que es más importante la anchura que la longitud, y era, en este aspecto, en lo que más renqueaba el chico. Aunque su miembro medía 15 cm (tamaño más que aceptable, ya que la media se encuentra en 13 cm) el chaval estaba empecinado en llevar a cabo ambos retoques en su miembro viril, supuestamente, para aumentar su calidad de amante en sus relaciones sexuales.

Después de diversas mediciones en la consulta de un cirujano, se llegó a la conclusión de que no sólo se operaría al chico sino que la cirujía se complementaría con un tratamiento natural (para mí bastante rudimentario) que maximizaría los resultados. Este procedimiento posterior al quirófano, se basaba en unir el glande con la rodilla por medio de una cuerda. De este modo, el chico, al andar, al sentarse o al correr estiraría el miembro contínuamente con lo que ayudaría a alcanzar un tamaño mayor. Asqueada por las imágenes pseudo-gore-pornos que aparecieron frente a mis ojos, sucumbí y apagué la televisión.

¿Es necesario tanto sufrimiento? ¿Es el tamaño tan importante? Parece que para los hombres, por lo menos, sí, o esa era la hipótesis que esgrimía el documental. Aunque el hombre legitime su sufrimiento y su complejo sexual en pos de la satisfacción de la mujer (algo que en muchísimos casos no es una prioridad en el hombre), se sienten mal, realmente, por una percepción subjetiva. Es decir, cuando el hombre se mira en el espejo no se siente proporcionado ya que, culturalmente, su cuerpo no es lo que debería ser. Es de suponer que el cerebro del hombre después de años sometiéndose a todo tipo de pornografía y comparaciones de urinarios, se forma una imagen "engañosa" de lo que el cuerpo de un hombre debería ser. El pene, a diferencia de otras partes del cuerpo masculino, no crece en consonancia al tamaño general del organismo. Es decir, puedes ser bajo y estar bien dotado, o muy alto y contar con muchos centímetros de menos en la entrepierna. Parece ser que es ahí donde surge el problema. En el documental, por tanto, se concluía, con la sentencia de que el hombre no necesita tanto a un cirujano como a un psicólogo para resolver su problema. Por lo que instaban a los cirujanos que recibieran a pacientes con semejante problema a que despidieran de consulta a aquellos tremendos lunáticos deseosos de retocar su serpiente de un sólo ojo. Tiene miga el tema.

Los hombres se quieren operar sus miembros porque, culturalmente, está establecido que es preferible tener un pene grande que pequeño. Pasa igual con las mujeres. Nos operamos los pechos porque socialmente es preferible tener que enseñar si te decides por un escote. En toda esta dinámica influye, claro está, lo que piensa sobre el tema el sexo contrario. Los hombres creen a pies juntillas que las mujeres adoramos los penes grandes y orondos y nosotras pensamos que ellos prefieren las buenas delanteras.

No voy a entrar en el eterno debate sobre si el tamaño importa. Cada uno tendrá sus preferencias. Sin embargo, me niego a asumir que tengo que compadecer el trauma masculino. Ya está bien con la cultura de las narices. Nosotras nos depilamos, nos maquillamos, nos endosamos tremendos taconazos, intentamos mantenernos delgadas, limpias, presentables y, a poder ser, femeninas. Se presupune culturalmente que seamos así. Nos traumatizamos por no tener pechos grandes, nalgas bien plantadas, piernas de infarto... y, mientras tanto, ¿ellos qué? Para una cosa que consigue afectarlos, no voy a ser yo la que intente aliviar un sufrimiento irracional y que puede que no tenga mucha base científica. Que piensen lo que quieran. Llevan siglos intentando adivinar lo que se nos pasa por la cabeza, sigamos dejando en eterna incógnita el tema del tamaño. Que se sigan ruborizando al comparar en los baños públicos sus desiguales sexos, que sufran un poquito. Stop a la hiperprotección masculina. Pensad que una de sus miradas furtivas a los miembros ajenos y el posterior sentimiento de inferioridad no es comparable con un buen tirón de cera mensual en una de nuestras ingles.

15 comentarios:

jennydemalaga dijo...

No vi el programa.Pero desde luego es una pena que ese chico tuviera trauma o estuviera obsesionado por su tamaño,porque la longitud máxima de la vagina son 14 cm, osea le sobraba 1 cm, ya que la parte final de la vagina carece
de terminaciones sensitivas.

Creo que muchos hombres tienen conceptos erroneos respecto a este tema.
Un pene grande requiere mas sangre para existarse ,por lo tanto la erecciónn es mas costosa,y puede provocar dolor en la mujer.

Para nada me importa aliviar un sufrimiento irracional, me da pena que la gente sufra por cosas innecesarias.

Un abrazo.

blonde dijo...

Yo ví el programa...pero llegó un punto, en el que simplemente me dormí, y creo que gracias a ello me perdí alguna que otra atrocidad. Me sorprendió el chico de 23 años, que me pareció bien parecido y con un cuerpazo, pero con poco en la cabeza. Su único deseo era tenerlo "perfecto" para poder ligarse a "todas esas chicas tan guapas"...

Alain dijo...

Mala!!

Desgraciadamente (y como ya dije en mi penúltimo post) estamos todos tocados... Y este es uno de los complejos más habituales entre nosotros.

Me ha gustado la mala leche que te producimos, y que nos culpes de que vosotras os tengais que depilar, maquillar, llevar tacones y otras movidas. Cuanto odio!! yo que quería ser tu amigo :P. Yo sigo pensando que es culpa de la tele y de los guapos/guapas de turno que vemos todos los días desparramados en vallas publicitarias y otros anuncios. La culpa siempre es de los publicistas. Lo que yo te diga!

En fin, en relación al tema del tamaño: muchas veces el problema no es el tamaño en sí, que salvo excepciones no influye directamente. Pero si psicológicamente, si no te sientes bien con tu miembro, empiezan a pasarte mierdas por la cabeza, crees que ella se estará acordando de su ex-novio (al que siempre se atribuye un pollón, con perdón), que estará comparando al milímetro, que no va a querer nunca nada más contigo, etc etc. La realidad es que en el 99% de los casos, ella sólo quiere disfrutar del momento y no piensa para nada en esas tonterías... a veces deberiamos pensar en el 1% restante y se nos quitarían muchas pijadas de la cabeza.

BUeno, perdón por el tostón, a ver si con él consio que alguno de tus numerosos visitantes se pase por mi humilde blog y me deje algún comentario, porqué me siento como si os escribiera cartas a Carme y a tí últimamente. Lo cual, huelga decirlo, es un placer. Y perdona que no comente muy a menudo en el tuyo, pero a veces tratas temas en los que no me atrevo a decir nada, recordando a Groucho...

"Es mejor no decir nada y parecer tonto que abrir la boca y confirmarlo"

Adios!

La Escapista dijo...

jajaja, Alain!

Vamos a ver, yo no os odio ni os echo la culpa de que nos tengamos que depilar, maquillar,... Es culpa de la cultura (no de la publicidad! que es la que da de comer a esta bloger). En cuestiones de complejos creo que la cosa entre hombres y mujeres esta más desequilibrada! A nosotras se nos exige más (por parte de hombres y por parte de nosotras mismas) y a vosotros, a voto pronto, no se os exige mucho. Por eso digo que por un complejo que os martirice, que como bien dices tiene bastante de irracional, no os va a pasar nada... Es más, es incluso divertido!

Bueno y eso de que no comentas en algunos post por no parecer lo-que-sea, muy mal, muy mal, muy mal... Porque aquí la primera que no tiene idea de nada soy yo!

Un beso!

Alain dijo...

Hey! Ahora no te hagas la moderada y la políticamente correcta, suelta toda la mala leche, que para eso están los blogs y los comentaristas habituales!!

Y de divertido no tiene nada joder, que se pasa fatalmente mal cuando te entra el complejo centrimetral...

Yo creo que no es lo único que nos martiriza, lo que pasa es que nos enfrentamos a los complejos de forma diferente, bromeamos con ellos y luego (algunos, yo no) nos vamos al gimnasio y nos machacamos a pesas, abdominales, bicicleta etc.

Sobre mis no-comentarios; me gusta meterme en temas que conozco, y lo de los complejos, creeme, lo llevo bastante de la mano. Por eso me abstengo de comentar sobre, por ejemplo, el budismo. Mi faceta espiritual es bastante vaga y sólo podría contaminar con tonterías como que lo único que me atrae es el tema de raparme la cabeza e ir con una sábana granate por la vida, pero a veces soy vergonzoso, que le vamos a hacer.

Espero compensar con mis grandes apariciones en temas más "banales" :P

PD: Aunque no comente, sigo leyendo todos tus posts y aunque ya no te lo diga tan a menudo, sabes que eres mi "favorita" ;)

Tony dijo...

¡¡¡Puffff, vaya programita!!!... No lo he visto, afortunadamente, pero sólo con leer lo que estabas contando se me estaba achacando mi miembro, jejeje....

Yo hoy por hoy, no me metería en un quirofano ni para aumentarme el tamaño ni para nada de nada.... No es porque esté orgulloso de él (ni lo estoy ni lo dejo de estar, simplemente está ahí) sino porque creo que cuanto menos pase por un quirófano mejor que mejor...

Y sí, tienes razón, en la actualidad la cultura está en el físico... ¡¡Venga operaciones!!...

Besos.

Magú dijo...

Con lo que duele la cera!! Y con lo que se sufre sabiendo que tienes que estar guapa y elegante cuando lo que quieres es estar con esos pantalones anchos tan cómodos con las zapatillas de deporte...Me uno al clan de Escapista!

Angus dijo...

Jaja, eso de atarse la minga la rodilla es lo más gracioso que oído en mucho tiempo...

joerace dijo...

Bueno, bueno, que muchas veces las chicas os ponéis los "colores de guerra", las tetas inmensas y esas ropitas para demostrar "cual es la que está más guapa", por pura comparación entre vosotras. Ese pobre chaval no creo que lo hiciera para reunirse a ver el futbol con sus amigos y que todos se sacaran la minga a ver quién la tenía más grande.
En cuanto a lo del tamaño, está claro que es como cualquier otra cosa. La realidad y el complejo. Si tienes un pene de 4 centímetros o tus ojos miran uno para cada lado, es normal que intentes buscar solución a base de cirugía o algo así. Si tu pene entra dentro de la media (parriba o pabajo, me da lo mismo) o si te pasas la vida peleando con las gafas o las lentillas, pues a vivir con eso. Pero si las gafas te acomplejan o ves tu pene diferente a lo que realmente es, está claro que el problema está en la mente, no en el cuerpo.
En cualquier caso, me parece un poco cruel la generalización que haces. No he visto el programa, pero a mi me da pena ese chaval ya solo por lo que comentas, de la misma manera que me da pena la pobre chica que se pintarrajea hasta parecer un mal cuadro creyendo que está más guapa que al natural por pura presión social, de sus amigas, etc. Colectivizar o generalizar en estas cuestiones me parece un pelín cruel.
un saludillo :)

La Escapista dijo...

Es un problema de sexo. Si este artículo en vez del aumento de pene, frivolizara con el aumento de senos, los comentarios no irían tan encaminados a mi crueldad! Olvidé que el miembro masculino es el don más preciado de cada hombre! jaja Tener un pene de 15 cm. y querer operarse me parece igual de mal que tener una 85 de sujetador y operarse. Una gilipollez.

El chaval en cuestión si que era un descerebrado que lo único que ansiaba en la vida era tener la picha de un masai! Si daba pena, era porque era totalmente borderline! Es como Yola Berrocal... ¿se opera esa chica por complejo? El chaval, además estaba bastante bueno, por lo que seguramente, se comería más de lo que nos comemos todos los que comentamos en este blog, sin tener el pene operado.

¿Qué pasa? ¿El chaval se quiere operar y es un pobrecito? ¿La chica se quiere operar y es una colgá? Lo que sucede en esta sociedad es que los complejos femeninos se pasan más por lo alto que los complejos masculinos. El pene es un dios. Si se toca o se agrede al pene, es sacrilegio!

Lo que sí creo es que, en ningún momento, he cuestionado la posibilidad de que el hombre se opere. Es más, como mujer, apoyo totalmente el alargamiento del pene. Lo debería pasar la seguridad social, junto con algún medicamento para la eyaculación precoz. En mi artículo, no es hasta el último párrafo cuando pido la igualdad en cuanto a la visión de complejo con respecto a las mujeres. Exijo el mismo respeto que tienen los hombres hacia el alargamiento de pene como las mujeres por el tamaño de sus pechos! Ya basta con la superprotección al "sexo debil". Así que lo primero, hay que leer bien. Que aquí no se ha insultado a ningún pene ni dueño de pene alguno.

Y bueno, las chicas rivalizaremos entre nosotras (que no es algo exclusivo de nuestro sexo, por otra parte), pero, nosotros, cuando vamos al servicio, no aprovechamos para comprobar y comparar el tamaño de nuestro sexo.. ;) Así que, fifty-fifty!

¿Qué pasa que todos estais un poquito acomplejados por el tamaño del miembro no? jeje :)

+Alain! Deja de piropearme y comenta en cada artículo que escriba! jeje Gràcies! ;)

+Angus! Welcome!
A mi me parece supercómico. Más sin ropa que con ropa. A partir de ahora, todo tío que me caiga mal lo visualizo con el aparatejo! Buena terapia!

+Joerace... El grueso del comentario iba por tí... ¿como es posible que tengamos formas tan diferentes de ver las cosas?!


Saludines a todos y cuidaos los genitales! :D

joerace dijo...

vaya...no entiendo porqué el grueso del comentario iba por mi si en tu comentario no leo nada relacionado con lo que yo he escrito. A ver, a ver...
Mi comentario sobre "la crueldad" va enfocado hacia las generalizaciones. Es más fácil se un poco digamos "cruel", sin que el término pretenda ser una sentencia, cuando se generaliza. No es lo mismo pegarle un tiro a una persona o ver como un individuo sufre a dar la orden de lanzar una bomba y no ver sufrir a nadie.
A mi me daría tanta pena alguien que se quiere operar como el chaval ese, y si es un "borderline" más aún, como me da pena la yola berrocal o cualquiera que haga ese tipo de cosas no por necesidad llamémosla "real", sino por una imposición social, un problema de complejos o lo que sea.
Lo que pretendía decir es que tu anotación me parece mas orientada hacia la generalización, y no me gustan demasiado las generalizaciones, porque nos apartar del individuo, del caso real, y nos hacen más fácil juzgar o tomar una postura. En absoluto estaba enfocado mi comentario hacia el sexo, exceptuando claro, el tema de "pinturas de guerra", y era en plan sarcástico. El ejemplo del pene y los problemas de vista es tán válido como si cambiamos en pene por unas tetas y el de las gafas es un tío.
Bueno, que me he enrrollado demasiado y a lo mejor antes no me expliqué con claridad.
Un saludito :)

Reparito 2.07 dijo...

lamentablemente.... el comentario que hice no ha aparecido por este blog, este tema de las contraseñas me parece que empieza a dar problemillas...

Pero resumiendo... no se traa de cilindrada, sino de saber conducir...

Reparito 2.07

La Escapista dijo...

Bueno,

Como ya ha pasado varias veces y, desde luego, no sé a qué se debe que algunos comentarios desaparezcan... he deshabilitado la palabra de seguridad. A ver si ya va mejor. De todas formas, si alguien ve que comenta y no sale su mensaje... ¡que se manifieste!

Saludines!

Paulo dijo...

Que increíble.

NO creo que a las mujeres les guste el pene mas graaAaAndeee.

Si no que las traten con cariño y dedicacion, no con un poste como miembro.

saludos
muy buen blog felisitaciones

Fran dijo...

El tema del tamaño, le importa a los hombres que no estan conformes y a las mujeres que han tenido una experiencia de micropene. A los que lo tienen grande y las que no saben de este tema no les importa... Pues claro que importa!

Yo sufro de micropene, ni siquiera es que no estoy conforme, y he tenido que recurrir a un tratamiento natural (porque la cirugia me parece el extremo) comprando un extensor de pene. Es un tratamiento fuerte! pero hay personas como yo que si lo necesitan!

Quien se anime a hacerse este tratameinto natural pues hágalo! asi como las mujeres se comprar sujetador con almohadillas y fajas, para moldear las cosas de su cuerpo con las que no estan conformes, nosotros tambien le podemos echar una manito a las desproporciones de nuestro cuerpo.

Llevo dos semanas utilizando andropenis, pero amigos hay muchas marcas, muchos precios, muchos tratamientos... lo importante es aceptar el problema y accionar con el!

Dejemos el tabu que ademas nadie se tiene que enterar.. lo que si os digo es que los primeros dias de tratamiento duelen!! pero 5 cm mas???? VALE LA PENA