martes, septiembre 25, 2007

De lo comercial

Hace algunos días, un buen amigo me confesó -no sin cierto resquemor- que le gustaba muchísimo la última canción de David Bisbal, "Premonición". Con un gran sentido de culpabilidad, me habló de cómo, cuando la escuchaba camino del trabajo, en la radio del coche, experimentaba algo parecido a lo que les ocurre a los del anuncio del SEAT Ibiza con Shakira: flipaba en colores. Lo más sorprendente de todo es que yo me sentía igual que él; también me encantaba la canción de Bisbal pero no tuve las agallas suficientes para reconocerlo en público.

La verdad es que, a menudo, intentamos esconder ciertos gustos que, socialmente hablando, no nos convendría tener. Procuramos correr un tupido velo en torno a aquellas cosas que muchos considerarían “raras”, “comerciales”, “carcas” o “inútiles”. Si compartimos ciertas aficiones y gustos con la gran mayoría, pasaremos a formar parte de esa masa estúpida y deforme que todos odiamos tanto y, en cambio, si coincidimos, en cuanto a preferencias, con un grupo reducido de personas, probablemente, nos llamarán freaks que, hoy en día, es uno de los peores insultos que te pueden echar a la cara.

Contando con que “ser freak” y tener “gustos de freak” (sin meter en el mismo saco, por supuesto, a los seres patéticos de la telebasura) puede ser la actitud más sana e inteligente que pueden adoptar nuestros jóvenes, hay que tener claro que, en esta vida, no hay que moverse absolutamente en lo blanco o en lo negro. Sí. Hay que ser coherente y consecuente –o al menos así lo aprendí yo- pero no hay que obcecarse en nada. No hay que considerarse o considerar a alguien estúpido por escuchar algo que escuchan todos o que no escucha nadie, ya que lo verdaderamente poco inteligente es escuchar, por credo, siempre, la misma música o defender cierto estilo o época músical como si se te fuera la vida en ello.


Me sigo preguntando: ¿Qué hay de malo, pernicioso, raro o estúpido en escuchar a alguien como Bisbal? Y lo menciono a él, pudiendo hablar sobre miles de “parias” comercialoides, musicalmente denostados, que se bañan en dinero líquido a pesar de las muchas críticas. ¿Es malo escucharlo porque le gusta a mucha gente; porque le falta originalidad; porque tiene mucho dinero; porque sus letras son ligeras o porque es un triunfito? Pensamos que no es un comportamiento inteligente y adulto, sin embargo no nos percatamos de que, lo verdaderamente interesante es escuchar de todo. Es por ejemplo, disfrutar bailando el “Toxic” de la Spears, a la vez que se te pone la piel de gallina al escuchar un aria de la Callas (¡Qué grande!)

Y es que, en esta vida, no todos son John Lennon o Bruce Springteen, no todos cantan como Mercury o como la Callas… Sin embargo, en el espectro musical muchos tienen cabida. La mayoría de las veces, incluso, nuestro cerebro lo necesita: Asian Dub Fundation para no dormirte en un viaje, un disco de Enya para empezar a soñar. No siempre nuestro coco ansía leer a Dostoievski o a Joyce, muchas veces preferimos algo más ligero pero menos profundo con lo que, simplemente, disfrutar: una novela de Agatha Christie o el último bestseller cuya portada tanto te llamó la atención. Ahí mismo reside el encanto de una buena mente humana: saber apreciar una novela como “Crimen y Castigo” y, a la vez, disfrutar, como un niño, con la última aventura de Harry Potter.

Porque, en definitiva, uno no debe cerrarse nunca, ni a épocas ni a estilos. Me gustaría llegar a abuelita con un gran arsenal de gustos habitando, para siempre, en mi cerebro. Me gustaría que, entonces, me siguieran gustando tanto como ahora, tanto como ayer, libros, canciones, películas que leí, escuché o ví y que produjeron algo positivo en mí. Me gustaría, también, que no estuviera cerrada a las cosas diferentes (y no por ello menos buenas de las que existen hoy o existieron ayer) y que fuera capaz de empaparme de las últimas tendencias de mi existencia. Que mis cosas envejecieran dulcemente conmigo, y que mi cerebro nunca lo hicera y se mantuviera joven, dialogante y respetuoso con los gustos de mis nietos. Pensar que nunca existieron épocas mejores y que los que no supieron envejecer no fueron nuestros gustos sino los cerebros cuadriculados de algunos.
El conocimiento nos hace libres, amigos.

19 comentarios:

Tony dijo...

¡¡Qué difícil seguir el ritmo de tu blog cuando llevas tiempo sin pasar por él!!...

A mí me han encantado muchos temas comerciales y no me importa reconocerlo... Pero sí que es cierto que, a veces, de más joven sí que tenía más "pudor" en proclamarlo...

¡¡Libertad!!...

Besos.

joerace dijo...

Ya lo decía Santana. La música es como la comida. No puedo comer todos los días el mismo menú. Y yo lo ampliaría a todas las artes. Desde "Colega donde está mi coche" a "2001, una odisea del espacio", pasando por los BeeGees y Saturday Night Fever a Mozart o House y Smallville....Todo cabe...mientras te guste. Y, si te gusta, es bueno...al menos para tí.
Un saludo.

Magú dijo...

A mi me encanta la diversidad. De hecho no tengo gustos fijos, me encantan tanto las novelas del estilo Bridget Jones, como las novelas policíacas, me encantan las pelis de acción, las románticas, las de aventuras, los musicales, la música heavy, la música pop y un largo etc y soy una freaky del Derecho. De hecho tampoco soy constante en mi forma de vestir: a veces voy de lo más arrastrada y otras veces soy el pijerío personificado. ¿Seré bipolar? xD

Reparito 2.07 dijo...

Jejeje.... me guardare los colmillos para otra ocasion.

No en serio, por supuesto que la comercialidad de una obra de arte sea del tipo que fuere no tiene qu eestar reñida con la calidad ni con los gustos del populacho.

Y para ejemplo estanThe Beatles que creo que ha habido pocos grupos mas comerciales que ellos.

Pero hay un prueba del algodon que no engaña y esa es el tiempo. Cuntas de esas obras persisten en el tiempo?

Lo que a mi personalmente me produce rechazo no es la comercialidad de tal o cual cancion libro o pelicula sino la insistencia machacona que le acompaña para decirnos lo fabulosa que es, cuando no deja de ser igualita que otras muchas tambien estupendas sdi quieres pero que al menos no son tan pesadas.

A mi particularmente Bisbal no es que no me guste, es que me parece que tiene un marketing detras que es muy pesado.

Y luego pasa lo que hablabamos a cuenta de Alejandro Magno el otro dia, que por obra y gracia del marketing en este país se encumbra a alguien y ya damos por supuesto que todo lo que caga es oro. Y no my friend!!!

Un besote

Reparito 2.07

La Escapista dijo...

Reparito!

Estoy bastante de acuerdo contigo. La perdurabilidad en el tiempo de la canción es algo muy dificil de conseguir, lo que no quita que una canción comercial, en un momento/tiempo determinado pueda gustarte. No digo que pase a ser tu canción favorita, pero es totalmente lícito escucharla y que ello no fuera considerado tabú.

Ahora, lo de los Beatles no te lo consiento. Porque... ¿qué culpa tuvieron ellos de que sus canciones fueran tan incréibles que les gustaran a todo el mundo? Eso contando con que, si bien al principio, fueron bastante comercialóides con sus versiones del Mr. Postman el Twist and Show y tal... luego, en sus últimos discos, desde luego, fueron bastante innovadores y atrevidos. Y no hablo del Obladí-Obladá o el Submarino Amarillo... :)

Sobre el sobrevalorado Alejandro Magno... totalmente de acuerdo ;) (Me gusta más el Magno que el Sanz: algún día hablaremos de ese disco llamado "Los chulos son pa' cuidarlos", jeje)

Saludos!!!

Reparito 2.07 dijo...

Entono el mea culpa!!!!

Oh my god! como se me ocurrió someter semejante imprecisión!!! Pero veamos The Beatles fueron un grupo super comercial (y si no acuerdate de esas imagenes llegando a Spain con su montera y todo!!!).
Esos i h e de especificar que su comercialidad fue paralela en el tiempo a la mas comun de sus caracteristicas... la cacerola de su peinado.

En cuanto dejaron de peinarse igual y empezaron a tomar cada uno una "piruleta" de disntinto sabor... llegó la que para mi es su mejor etapa y en la que no osaré hablar de comercialidad. Conste en acta Mr Postman!.

Por cierto que los Stones eran igualitos hasta que escribieron el Sympathy for the Devil y entonces ya les condenaron a los infiernos.

Reparito 2.07

VITROLERO dijo...

Hola.. he pasado y me a gustado mucho..

ana dijo...

Estoy de acuerdo con vosotros en que hay modas, en todo, hay grupos que persisten en el tiempo como los beatles y otros que quedan en el olvido, y con las canciones pasa lo mismo.

En cuanto a bisbal es cierto que salio de un programa pero cuantos de ese programa han logrado mantenerse, pocos, verdad, es cierto que al principio todos estaban de moda, y se oian por todos lados quien no ha oido ave maria hasta la saciedad, todos, pero apesar de todo el sabido mantenerse y con este disco premonicion que si no lo habeis oido os lo recomiendo y no como fan suya de lo que me siento muy orgullosa sino como alguien que le gusta la musica, es una pasada, y del que el ha compuesto algunos de sus temas.
Bueno pero como bien decis como gustos los colores.....

Un besazo.

alicia dijo...

Bueno, bueno, me ha gustado tanto lo que expones en tu artículo que te daría un beso en los morros sin ningún pudor jaja
Yo a David (Bisbal), por multiples razones le tengo un enorme cariño, aunque no me enrollaré dando detalles.
Sé tan bien de lo que hablas, he visto tantas veces esos prejuicios, sobre todo en el sector masculino, ya te lo esperas, lo asumes y callas aunque no te parezca justo ni lógico. He tenido delante de mí incluso un crítico que me ha confesado que el concierto de Bisbal le había gustado pero que le había hecho una crítica bastante aséptica y fria porque si llega a hacersela buena al día siguiente no podría dar la cara delante de sus amigos.
Esto es así.
Si te conviertes en alguien que vende, por un lado te empezarán a utilizar hasta la saciedad todo el que directamente pueda sacar provecho y por otro te empezarán a caer los palos y empezarás a caer menos bien que cuando empezabas.
Y en medio está el artista, la persona, intentando mantenerse como puede.
Me alegra que te guste premonición y si no has escuchado el disco entero, te recomiendo Qué tendrás, qué sorprende muchísimo por su dureza.
O amanecer sin ti, que aunque es balada tiene una fuerza que a mí por lo menos también me da subidón cuando la escucho.
Saludos y gracias por tu confesión, ojalá hubiera más hombres como tú jaja.
Alicia.

Anna dijo...

Me ha encantado tu artículo, de verdad, ojalá hubieran más personas capaces de reconocer cosas así. La gente normalmente y por no dar su brazo a torcer, se dedica a burlarse de David... hubo una época que me afectaba bastante pero ahora ni me molesta... Se que mucha gente se está tragando sus propias palabras, las que un día lo despreciaron, ahora lo alaban.

Ahora dejando a David aparte, me parece realmente patético catalogar algo sin haberlo visto, oido o sentido, es totalmente absurdo y demuestra la poca madurez que tiene un gran sector de la población.

Guardaré esta página en mis favoritos, sin duda. Muchísimas gracias.

alicia dijo...

ah y se me olvidaba otro gran tema, Calentando voy, este si que es para ponerlo a toda tralla en el coche y te alegra el dia y te recarga las pilas de qué forma.

La Escapista dijo...

Muchas gracias chicas. Me alegro que os haya gustado lo que se dice en este artículo. Yo os entiendo muy bien porque también tuve una época, cuando era más jovencita, en la que me sentí muy incomprendida por mis gustos musicales :) Pero bueno, crecí y esos gustos siguieron conmigo... eso es lo realmente importante. No os amilanéis porque a cierta gente no le guste lo que escucháis... Bisbal canta estupendamente y tiene pinta de ser muy muy buena persona. Y si alguien no ve eso... es que está ciego (o sordo)!

Saludos!

JUANA dijo...

Me parece un articulo genial, yo he vivido esto en mi propia piel tengo más de 40, y me gusta David Bisbal he ido a sus conciertos, lo he conocido en persona (fue una experiencia estupenda).
Cuando comento que me gusta en el trabajo me miran como un bicho rarO,he ido a la universidad, he leido los Pilares de la Tierra y La Catedral del Mar, soy discreta, poco ruidosa, me encanta la pasarela Civeles y las pelis argentinas y me gusta mucho mucho premonición,
Ya me tacharón de hortera mis amigos maravillosos, cuando me gustaba en OT y ahora yo les digo si hubiera sido yo Kique Santander me nubiera hecho de oro.
Adios

ema dijo...

soy fan de bisbal y no me da vergüenza en absoluto gritarlo a los 4 vientos, los frikies son los que juzgan a los demas por el tipo de musica que escuchas o los libros que lees, que gran problema tienen. David, ya que es el que mencionas, es maravilloso como artista y como persona, y te lo digo porque lo he tratado en varias ocasiones y es la bomba, divertido, cariñoso y sobre todo un gran artista que lucha haga frio o calor el está ahi dandolo todo y su voz es maravillosa. ha tenido la suerte de trabajar con grandes profesionales y a echo bien en aprovecharlo,y que decir de sus ventas... en esas cifras hay mas que fans...
que cada uno haga lo que quiera y que nos qitemos de una vez por toda la mania de criticar a los demas por cualquier cosa

Anónimo dijo...

Bravo! genial articulo me identifico a plenitud con èl. Nunca he sido de esconder mis gustos,serè joven pero intento ser clara en mis pensamientos, en mi mente no hay prejuicios y mis gustos van desde desde un montòn de artistas muy comerciales (porque no voy a negar q me encantan)hasta explorar nuevos artistas y nuevos sonidos, la mùsica es mùsica sin divisiòn de generos que no son màs que una razòn màs para dividir a la humanidad.
no te puedo decir que la bombaaa de king africa era una oda al buen sonido, pero si te dirè que la he bailado en las discos como loca, y asi podria darte mil ejemplos, porq para mi cada sonido, asi como cada cosa que conforma la vida tiene algo bueno y algo malo, pues afortunadamente para todos ni Bisbal es perfecto.
Soy seguidora de la carrera de David pero eso es mucho màs que un gusto musical, es algo que no voy a entrar a explicar porq no va a el caso y no me afecta cuando alguien dice que lo suyo es solo suerte o marketing..... , lo mismo pienso yo de otros artistas que tambien han triunfado.
resumiendo y para no enrollarme màs, cuando no aceptas tus gustos estas negando parte de tu propia ser....aceptar tus gustos te hace màs libre y la libertad no debe avergonzar.... si la gente con la que te juntas te juzga por eso, entonces deberias evaluar con quien te relacionas

genial el blog!, y saludos desde Colombia!

Anónimo dijo...

Pues hay estilos y Música para todos los gustos, y cada uno elige la que prefier escuchar y a mi particularmente me gusta y disfruto la Música de David Bisbal y sobre todo de sus conciertos.
Y no se puede hablar de un artista sin haber visto su directo. El de David es todo un espectáculo, de sonido, luminotecnia, y de una complicidad del artista y su banda, dign@s de disfrutar. Aurora

carme dijo...

ves, no tengo ningun problema en reconocer que no me gusta nadaaa Bisbal, ni su primera ni su ultima canción!
je,je
reconocer q no te gusta parece más facil, eh!
un besoooo

Alberto dijo...

Hay dos cosas que me parecen horrorosas: 1)forzar tus tendencias para entrar en un grupo "selecto" de personas y 2)juzgar a nadie por sus gustos. Yo escucho a ACDC y a los Hombres G, a Los Suaves y a los Camela. El disco de Bisbal no lo tengo, pero cuando lo pinchan ahí estoy el primero moviendo el esqueleto. Una cosa es todo el marketing que hay detrás de personas como Bisbal y otra que el ritmo de sus canciones no se te meta dentro y te haga tamborilear con el pie en el suelo sin darte ni cuenta. Es más, es inevitable desde un punto de vista biológico que ese tipo de canciones, con un ritmo repetitivo y pegadizo, le resulten atractivas a nuestro cerebro, al menos en ciertos momentos. No hay más que echar un vistazo a los ritmos de las pocas tribus indígenas que subsisten. Y lo más básico, el ritmo del corazon de nuestras madres que escuchamos siendo bebes y que nos hacía sentir bien. Bueno, que no me enrollo más, solo quería comentar este post que he visto casi por casualidad y que me ha gustado bastante. Un saludo.

David dijo...

Lo 'comercial' es peligroso en las artes, maxime en la musica, que se ha convertido en un negocio en donde se lucran una gran cantidad de 'actores', de Bisbal solo conozco que es un artista español de pop, al margen de eso, no me motiva mucho para escucharlo, ya que como artista 'comercial', siempre debe estar pensando en componer para un publico primero, que en satisfacer sus inquietudes musicales... si algo es comercial es porque le gusta a demasiada gente, lo que significa que debe ser estructuralmente básico, sencillo, fácil de digerir y con poca profundidad, para satisfacer apetitos ligeros y poco exigentes.

Yo por mi parte amo lo complejo, lo que me hace pensar, lo que despierta mi curiosidad, lo que me contradice y revitaliza mi mente, por tal motivo tendria que nacer para escuchar a Bisbal!.

¡Lo bueno siempre viene en dosis pequeñas y alcanza para pocos!

Saludos desde Colombia,

Metal t'il Death!