jueves, junio 28, 2007

Enamorarse de las personas

En su día, fueron muchos los que se escandalizaron al ver a un Alejandro Magno un tanto mariposón en aquella película tan polémica de Oliver Stone. Entonces, el oxigenado Collin Farrel se les antojó a algunos tan inquietantemente homosexual, que muchos empezaron a ver a la Antigua Grecia con otros ojos. Con ojos como platos, diría yo y es que eso de que una postura amatorio se denomine, popularmente, "el griego", viene de antiguo.

Los griegos no eran tan machotes como aparentemente se nos mue
stran en películas como Troya o 300 (¡qué hombres!). Es por todos sabido que, para los hombres de la Grecia Clásica, era tan normal compartir lecho con una mujer que con un hombre. Lo que muchos no saben es que, en lo que todos han visto vicio, reside una buena razón: en aquellos tiempos tan remotos, tristemente, la mujer tenía más en común con una mula de carga que con sus flamantes y aguerridos esposos. No quiero decir, por supuesto, que las mujeres no fueran ni inteligentes ni bellas, sino que, culturalmente, estaban tan relegadas que sus inquietudes intelectuales eran mínimas.

Igual que algunas noches de juerga y borrachera, podemos terminar durmiendo en el lecho de un individuo al que acabamos de conocer y con el que hemos mantenido una fugaz y limitada relación, los griegos actuaban de tal manera con sus mujeres. Sin embargo, cuando queremos mantener una relación más seria con alguien, buscamos afinidades, conversación, sentido del humor, inteligencia y personalidad, aspectos que pocas mujeres, en la Antigua Grecia, poseían. De ahí que ese tipo de relación estable y profunda sólo pudiera tenerla un hombre con otra persona de su mismo sexo. Y no sólo Alejandro Magno pensaba así, sino que dicen que, incluso, el sabio Platón no diferenciaba entre la carne y el pescado.

Hace algunos días, en el trabajo, una de mis compañeras comentaba con estupor la rapidez con la que se multiplicaba el número de lesbianas, achacando esta proliferación a lo mal que está el panorama actual para la mujer heterosexual. Sinceramente, no tengo ni ide
a si la lesbiana nace o se nace y si, en su inclinación sexual, tiene algo que ver el nivel actual del macho ibérico, sin embargo, estoy muy de acuerdo en eso de que las mujeres lo tenemos, últimamente, muy chungo.

Según habéis podido constatar en mis últimos artículos, actualmente, mi relación con el género masculino no pasa precisamente por sus mejores momentos, aunque, también sea dicho, no recuerdo un momento donde ésta fuera excesivamente buena. Entendedme, no me gustan las mujeres, adoro los culitos prietos masculinos, aunque eso implique que gran parte de la masa muscular destinada a ello limite la cerebral. Es una ley física, o pechuga o muslo, no hay un pack donde culo y cerebro se vendan juntos, qué le vamos a hacer. Hablando en serio, no me llevo bien con los hombres. Sencillamente, no los entiendo, no capto sus razonamientos y odio que ellos tampoco capten los míos.

Por ello, aunque me parezca (y os parezca) raro y, por momentos, imposible, he llegado a pensar si lo que nos está pasando ahora a las mujeres es parecido a lo que, antaño, les ocurrió a los hombres de la Antigua Grecia. Es decir, somos cada vez más independientes (económica y personalmente), tenemos igual o más formación que ellos y sabemos mejor que ellos lo que queremos en la vida. Nos pasamos media vida criticándolos con las amigas y, la otra media, enseñándoles cómo
deben tratarnos ¿Es posible que, cada vez, mujeres y hombres tengamos menos en común?

Lo admito, muchas veces me he preguntado si sería posible que llegara a enamorarme de una mujer. Reconozco que me da mucho miedo tener a veces la mente tan abierta y perder un poco el norte con este tipo de locuras. También pienso en mi madre y en el ataque al corazón que le daría viéndome aparecer con una chica de la mano. Aunque tendría gracia la situación. No lo sé. Así como los griegos se enamoraban de las personas con las que tenían mas afinidad, ¿sería posible que nos olvidáramos de ese componente estético que es nuestro cuerpo y nos fijemos en el alma de las personas, sean del sexo que fueren? Es un pensamiento totalmente bisexual, muy criticado por los heterosexuales. Enamorarse de las personas. ¡Un pensamiento bien bonito!

Enamorarnos de las personas; olvidarnos de nuestra faceta animal e instintiva, que tan malas pasadas nos juega, y mirar en el interior de las personas para encontrar a nuestra media naranja, nuestra alma gemela... a nuestro amor platónico. ¿Quién me dice que la persona que más me amará será un hombre? ¿Quién te dice que la persona que más te amará será una mujer? Quizás ese es el motivo de tanta desilusión, tantas rupturas, tantos divorcios. Quizás nos equivoquemos de perspectiva. Puede ser nuestro abanico mucho más amplio de lo que nuestro cerebro, a priori, nos indica. Enamorándonos de las personas seríamos más libres, mejores y más humanos.

No obstante, hay un problema: el sexo. Pero ya sabeis lo que dicen. Hasta que no se prueba...

¡Hoy todos somos gays!
¡Feliz día del orgullo gay!


10 comentarios:

Tony dijo...

Pienso que es bonito pensar en enamorarse de una persona... Pero también pienso que el estado de "enamoramiento" como tal es pasajero...

Cuando buscas una pareja, buscas afinidades que te las puede dar tanto un hombre como una mujer, pero el componente sexual también es muyyy importante...

Por eso creo que si realmente no te atrae una persona del mismo sexo es muyyyy complicado llegar a formar una pareja con esa persona... Podrás tener "rollitos", aventuras o experimentar pero para llegar a tener una pareja tienes que tener afinidades tanto intelectuales como físicas....

¡¡Vaya rollazo que he metido!!...

Besos.

Alain dijo...

Hay tantas personas interesantes entre hombres como entre las mujeres. No tengo estadística ni ningún refrendo decente para esta afirmación pero la creo totalmente cierta. La baso en mi experiencia. Me cuesta hacer amigos masculinos porqué la mayoría son unos imbéciles salidos a los que no puedo soportar más de una noche seguida.

Pero entre las mujeres la situación tampoco es esperanzadora. Grandes carencias en cuanto a sentido del humor y muchos trastornos y traumas mal curados.

Pero hay gente que vale la pena, es difícil encontrarl@s. Hay que salir mucho de fiesta, insistir, hablar por el msn, mandar e-mails.... pero hay gente interesante a la que vale la pena conocer. Y no son patrimonio exclusivo de ninguno de los dos sexos.

Finalmente y para culminar este comentario, dos apuntes:

- No es bueno creerse mejor que el resto. No te lo tomes a mal, es un error que creo que todos cometemos.
- La educación recibida por las últimas generaciones de este país (entre las que creo nos encontramos) hace que sea mucho más fácil mantener una charla interesante con gente sin DNI.

Bueno, nos leemos!! Me ha gustado mucho este post, viva 300!

La Escapista dijo...

jeje

Pero bueno! Dónde has leido tú que yo me creo mejor que el resto? Que me fastidien los hombres y su comportamiento no es complejo de superioridad, es, sencillamente, falta de entendimiento. Y sé que generalizó, supongo que habrá hombres excepcionales que, posiblemente, nunca conoceré jeje Aunque, obviamente, lo que es excepcional para el 99% de la población no tiene que serlo para mí...

El problema es que veo más mujeres excepcionales que hombres... No te lo tomes a mal, es una percepción totalmente subjetiva y será fruto de traumas de la infancia y esas cosas. :P

Besotee!

joerace dijo...

Realmente, un post muy interesante. Coincido con alain en que es difícil encontrar amigos masculinos que puedan resultar mínimamente inspiradores. La mayoría solamente saben hablar de fútbol, sus súper-juergas de fin de semana y poco más. También es cierto que esa misma frivolidad se podría trasladar a las mujeres, aunque quizás en menor medida. O a que soy más selectivo en mis amistades del otro sexo, no lo sé.
Lo que sí es cierto es que "pechuga y muslo" se venden juntos muchas veces. Como recurso irónico o cómico queda bien en la anotación, pero hay miles de ejemplos, no públicos en su mayoría, pero públicos, como george clooney, que creo que está bastante bien, y además ha dirigido películas, co-escrito guiones, etc, y a un nivel muy por encima de lo que se podría esperar, o el mismo Brad Pitt, que alterna trabajos comerciales con otros en los que ha demostrado lo grandísimo actor que es , y como ellos dos muchos más. Y no, no vale la frase "son la excepción que confirma la regla", porque si vemos como regla a "aspirantes a entrar en Gran Hermano", las chicas tampoco salen muy bien paradas, así que apaga y vámonos :)
Un último comentario. Hay una película, Persiguiendo a Amy (Chasing Amy) de kevin smith, que ahonda como pocas en todo aquello de lo que hablas en esta anotación. Es una de mis películas favoritas de todos los tiempos.
un saludito :)

La Escapista dijo...

Bueno desde luego cuando pienso en un hombre 10 no pienso en ninguno de ellos dos. Parece ser que que Brad Pitt es un ceporro de tres pares de ... y el galanazo de Clooney es un picaflor machista. Pero bueno, es mi opinión de mujer. A lo mejor un hombre puede ver unos valores que yo no se apreciar.

Yo me quedo con Sharon Stone. Guapa y intelectualmente privilegiada :)

joerace dijo...

"Parece ser que...?". Bueno, yo me guío por sus obras, quiero decir, lo que sé de ellos son sus "actuaciones" o lo que han dirigido o escrito. Desde luego, la stone es guapísima, pero lo que sé de ella es lo que he visto en sus películas y un par de declaraciones, pero poco más. Y aunque tuviera mil declaraciones y mil comentarios en revistas o en internet, nunca sabría si han sido realmente de ella o no :)

La Escapista dijo...

Bueno hay una cosa que se llaman biografías y programas que suelen tratar sobre ellas y que emiten es más de un canal de la tele digital. Una cosa es el personaje y otra, bien distinta, la persona. Me encanta "La Colmena", la leería mil veces, pero evidentemente Camilo J. Cela era un auténtico capullo. Pues lo mismo con Clooney y sus constantes menosprecios a las mujeres.

Ya te digo que me gustan las biografías y Sharon Stone presume de ser una de las actrices con más cociente intelectual de Hollywood y eso es para mí es una guía más indicativa que la celebridad de una cara bonita, un culo bien enseñado en Telma y Louis y una película destacable en una filmografía mediocre.

Pero en fin Joerace, es imposible que estemos de acuerdo! No hay nada que hacer!

j4m3s dijo...

madre mia, que debate! ^_^
Bueno, yo nunca he creido en la bisexualidad, más que nada pq tuve un novio "bi" o eso decía. Entendamos por bi que el decía que también podía acostarse con chicas. Sin embargo, y a pesar de esa posibilidad de funcionamiento con feminas, solo le conozco parejas masculinas... Por otro lado reconozco que en el caso de una mujer si me resulta mas creíble esa bisexualidad. Entre dos mujeres hay mas complicidad, y a veces un alto grado de amistad puede llevar a otras cosas... La amistad entre hombres se demuestra a base de palmadas fuertes en la espalda y cosas similares ¿como van a llegar a sentir ningún tipo de deseo de acostarse así? con las chicas es diferente... Bueno, es mi opinión. Y aunque últimamente el numero de hombres que reconocen ser bisex va en aumento, no podríamos catalogarlo de esa bisexualidad que había en la antigua grecia, si no más bien de la otra posibilidad que has señalado, ese "vicio"... Porque ese tipo de bisexuales en la vida se planteara tener una pareja masculina, pero si que se lo pasan bien en la cama...

Ray dijo...

Suficiente tengo, en mi frágil mundo de las relaciones, con enamorarme de cada mujer que conozco. Si incluyese en este mi mundo al sexo masculino acabaría por volviendome loco.
De todas formas llevas mucha razón al decir que deberíamos enamorarnos de las personas, entiendo que una forma de enamoramiento es la amistad.
Como siempre, desde que te leo, sorprendente y didáctica. Grácias
Saludos

Reparito 2.07 dijo...

bueno bueno bueno... como siempre llego tarde y mal pero llego que es lo que cuenta...
verdad darling?

A ver.... puestos a hablar de inteligencia yo sacaria el bisturi y diseccionaria entre la intelectual (y si! aqui la sharon tiene un coeficiente de tomo y lomo!) y la inteligencia emocional.

Asi que vamos a ver.... empecemos por un principio que siempre es mas facil que un final darling.

conoces a un hombre, (distinguirlo de niño es importante) y entonces... cada persona es un mundo.. tu puedes ser mas rica en unas cosas y el en otras. No es imprescindible que llegue al liston intelectual que tu le situes, porque a lo mejor es mucho mas agil manejando los sentimients que tu mismao o mismo, con lo que seguramente pueda aportar un tipo de estabilidad diferente a la relación.

No se si me explico.. pero yo creo que lo que se debe buscar se llama feeling, y es algo que existe... aunque yo pensaba que no.

Respecto a que las mujeres sean mas interesantes... dos datos, uno que las mujeres hoy dia son mayoria en las universidades, y el segundo dato es que el mercado laboral prefiere a personas formadas en la formacion profesional a dia de hoy....

en fin! yo me lo paso bomba en este blog! me encanta!!!

Besos gordos de el fan....

Reparito 2.07