domingo, mayo 20, 2007

La Espiral del Silencio


- ¿Y qué me dices de Ghandi? -dijo pensativa la chica- No olvides que hizo mucho por La India. Las manifestaciones pacíficas, la gran mancha de sal...

- Un hipócrita -contestó Juan, arrojando al suelo un guijarro color plata - No sólo apoyó a Hitler, sino que legitimó el Holocausto. ¿Sabias que pegaba a su mujer?

No. Inés no lo sabía. Juan ya lo estaba haciendo otra vez. Le gustaba llevar la razón y, para ello, no escatimaba en mentiras, insultos o fantasías. No caería en su juego. No cedería, de nuevo, ante sus tretas. Le demostraría que existían personas buenas en el mundo. Gente con reputación intachable, con un escudo de honor infranqueable, en el que las artimañas de Juan se estrellaran sin remedio.

- ¿Y que me dices de Teresa de Calcuta? ¡No puedes decir nada malo sobre ella y su labor humanitaria! No tendrás suficiente valor...

Juan no la dejó terminar.

- Inés, no es oro todo lo que reluce. Teresa de Calcuta no llevó a cabo ninguna labor humanitaria. Se dedicó a impartir caridad, sin reaccionar ante las verdaderas causas que producían las enfermedades que ella no curaba. Era una mujer de ideología ultra conservadora. Su labor no consistía en combatir una sociedad que comprendía, no se basó en luchar contra una pobreza que ella asumía. Está demostrado que su iniciativa solidaria estaba encaminada a ayudar al enfermo a "morir", ya que era eso todo lo que podía ofrecer a sus pacientes. ¿Qué se puede decir de alguien cuyo lema era que "el sufrimiento era agradable a Dios"? Se dice que amasó cantidades ingentes de dinero, que aceptó cheques multimillonarios de manos poco "limpias". Sin embargo sus hospitales seguían siempre viviendo en el tercermundismo; operando sin anestesia... Pero pidiendo más pasta, ¡Eso sí!

Inés se quedó helada.

- ¿Y el Dalai Lama? - dijo, por fin. Sentía cierta morbosa curiosidad, aunque sabía que no le gustaría lo que iba a escuchar de labios de su amigo.

- Ese es el peor de todos. Recorre el mundo predicando sobre los derechos humanos, la ecología, el feminismo y la democracia, cuando su creencia religiosa (de la que es máximo exponente) no abandera, ni mucho menos, ninguno de estos conceptos.

- Pero bueno, Juan. ¿Es que tu no crees en nada ni nadie? - explotó Inés.

- No es cuestión de creer ni que me creas -contestó este- Estas son las consecuencias de las famosa Espiral del Silencio. Los medios de comunicación nos hacen creer en una verdad mediada, muchas veces distinta a la realidad. Nos imponen sus opiniones, tácitamente. Las personas que opinan igual que los medios se crecen, ven sus opiniones apoyadas y se convierten, irremediablemente, en "los que tienen la razón". Los que pensamos diferente, los que vemos más allá de lo que nos cuenta Matias Prats en el telediario, callamos. Para nosotros sólo existe el silencio, no existen orejas que quieran (o puedan) escucharnos. ¿Entiendes Inés?

Inés le miró fijamente.

- La Espiral del Silencio... Bonito nombre para una teoría. - y sonrió.

7 comentarios:

La Escapista dijo...

Upps!

No sé como pero, al terminar de escribir este artículo, habilité, sin querer, la no aceptación de comentarios. El amigo Tony se percató del error. Seguro que pensabais que quería autocensurar a los seguidores de la madre Teresa, jeje!!

Si habeis intentado escribir algún coment! Sorry! Ahora ya podeis!

Gracias, Tony!!

Un beso!!

joerace dijo...

Nota mental : Juan sabe demasiado. Haremos que parezca un accidente.

Tony dijo...

Pues no sabía que a esto de le llamaban "espirales de silencio" pero es impresionante... Los medios de comunicación nos tienen totalmente condicionados y lo malo es que hay gente que no quiere verlo... Yo lo estoy notando muchísimo más en los últimos 5 años...

Y si Juan tiene razón.... ¡¡¡guauuu... como cambia el "cuento"!!...

Escapista, a mí también me pasó ayer al publicar mi artículo... Creo que esto está funcionando mal... ¡¡Me temo lo peor!!... ¿Alguien sabe cómo guardar en otro sitio los artículos de un blog?...

Besos.

La Escapista dijo...

Tony!

Lo que nos ha pasado no tiene nada de importancia. Lo único que hay que hacer es fijarse en las opciones del post. Parece ser que blogger está haciendo algunos cambios (autoguardado, por ejemplo). También ha cambiado el área de los permisos de los comentarios.

De todas formas, para que te quedes más tranquilo, te puedes abrir una cuenta en wordpress y exportar todo el contenido de tu blog a wordpress, aunque no lo tengas público, sólo como copia de seguridad. ¿qué te parece?

Besos!

carme dijo...

ya decia yo que no me dejaba comentar....
y si, pensé... mira es un Juan y quiere tener la razón absoluta!!!....
sabes.... me he reido mucho leíendolo, a veces me siento un poco juan e invento cosas solo para tener la razón. Es lo que tiene trabajar con niños, creen que los sabes todo y a veces pues porque no contarles una verdad relativa? tu verdad....

un besooooo!

Tony dijo...

Escapista, pues me parece bien lo que has dicho pero... ¡¡no sé qué es wordpress!!... ¿podrías enviarme un correo explicandome un poquito?....

Gracias por anticipado...

Besos.

Lfc dijo...

Joer! con Juan! Es un conspiranoico en toda regla. Aunque bueno...
Esto mismo del amigo Juan (que ya me gustaria saber a mi que piensa de los Reyes Magos), la verdad es que es totalmente aplicable a la politica diaria de hoy en dia en este pais, y no porque "Epi" o "Blas" hagan tales cosas en su intimidad (Baco al fin y al cabo hablaba catalán en la intimidaD), sino mas bien porque nos meten dobladas ciertas cosas que aceptamos todos de buen gusto dando palmas con las orejas... y aunque quede como un radical y un extremista... lanzo una reflexion sobre la ley de partidos tan en boga hoy en dia...
A ver, si no condenas la violencia es motivo de ilegalizacion de un partido politico.
Es lo que se llama un pensamiento encauzado, o piensas lo que pienso... o te quitamos el balón.
Eso si, todo con mucho talente y mucho mireusté, no vaya a ser que se den cuenta de que pensamos y nos ilegalicen tambien a nosotros.

Y por cierto puestos a condenar la violencia, podrian condenar tambienla mentira, la manipulación, ...

Reparito 2.07