miércoles, febrero 28, 2007

Preciosa y el aire

¿Os habéis parado a pensar en las cosas que hemos perdido y que nunca recuperaremos? Yo lo hago a menudo. Juego a imaginar que realmente existen esos universos paralelos que, en algún momento, se bifurcaron del nuestro y cuyo devenir conserva, aún, esas cosas que un día irremediablemente perdimos. Menandro dijo que "aquel a quien aman los dioses muere joven". Un anónimo también acertó a decir "vive rápido, muere joven y tendrás un bonito cadáver". Muchos de mis grandes mitos tuvieron ese tipo de existencias. Su propio destino los convirtió en leyenda. Un éxito eterno que les vino relativamente pronto ya que, tristemente, muchos de ellos lo hubiesen obtenido incluso falleciendo de un ataque al corazón a los ochenta años.

El poema de Pedro Salinas, que rescaté para uno de mis últimos artículos, me ha servido de aliciente para bucear por mis -casi- olvidados libros de poesía. Aquella pequeña colección de libros míticos de los mejores poetas de la generación del 27, que tanto me enseñaron en una época trascendental de mi vida. Entre ellos, como no, estaba el número 66 de las Letras Hispánicas de la editorial Cátedra, que comparte dos grandes títulos de uno de mis autores fetiches: Federico García Lorca.

Como digo, el tomo 66 recoge dos grandes obras del granadino:
Poema del Cante Jondo y el Romancero Gitano, este último, a mi entender, quizás uno de los mejores poemarios jamás escritos. No es necesario entender de poesía, basta con saber de sentimientos. Siempre que leo los romances que componen este libro, tengo la sensación de encontrarme en un mundo cósmico, de lunas y estrellas. Es como colarse dentro de la Noche Estrellada de Van Gogh... Son poemas, que, cuando recurro a ellos, poco importa si desde la última vez que los leí han pasado años o segundos: siempre me sobrecogen. Me ponen la piel de gallina.

Cuando esto sucede, siempre me pregunto cómo una persona con tal sensibilidad pudo morir de una forma tan injusta y despiadada, no llego a comprender cómo un hombre de ideas tan hermosas pudo considerarse, en algún momento, una amenaza para algo o para alguien. Me descubro imaginando a ese funesto pelotón de fusilamiento, a aquellos abanderados de España, que fueron partícipes de los últimos pensamientos del poeta, en aquella cálida noche del 16 de agosto de 1936. Me pregunto si, en algún momento de sus vidas, fueron conscientes de la injusticia cometida a esa humanidad por la que luchaban, a su prole, a su propia capacidad de soñar. No lo comprenderé nunca.

Los poemas del Romancero Gitano tienen que leerse en voz alta, poniendo gran atención a su carácter trágico y su sentido universal . Así se aprecian mejor: eres más partícipe de sus aliteraciones, de las filigranas del lenguaje... El sentimiento cala más hondo. Son, sin duda, los versos que mejor se adaptan a mi voz, a mi acento andaluz. Este se convierte en un complemento más para la magia del poema, coronando los trascendentales temas del universo lorquiano que, a su vez, son tan actuales y tan nuestros como nuestro propio sentir. Aquí os dejo uno de mis poemas favoritos: Preciosa y el aire.

Su luna de pergamino
Preciosa tocando viene
por un anfibio sendero
de cristales y laureles.
El silencio sin estrellas,
huyendo del sonsonete,
cae donde el mar bate y canta
su noche llena de peces.
En los picos de la sierra
los carabineros duermen
guardando las blancas torres
donde viven los ingleses.
Y los gitanos del agua
levantan por distraerse,
glorietas de caracolas
y ramas de pino verde.

*

Su luna de pergamino
Preciosa tocando viene.
Al verla se ha levantado
el viento que nunca duerme.
San Cristobalón desnudo,
lleno de lenguas celestes,
mira la niña tocando
una dulce gaita ausente.

Niña, deja que levante
tu vestido para verte.
Abre en mis dedos antiguos
la rosa azul de tu vientre.

*

Preciosa tira el pandero
y corre sin detenerse.
El viento-hombrón la persigue
con una espada caliente.

Frunce su rumor el mar.
Los olivos palidecen.
Cantan las flautas de umbría
y el liso gong de la nieve.

¡Preciosa, corre, Preciosa,
que te coge el viento verde!
¡Preciosa, corre, Preciosa!
¡Míralo por dónde viene!
Sátiro de estrellas bajas
con sus lenguas relucientes.

*

Preciosa, llena de miedo,
entra en la casa que tiene,
más arriba de los pinos,
el cónsul de los ingleses.

Asustados por los gritos
tres carabineros vienen,
sus negras capas ceñidas
y los gorros en las sienes.

El inglés da a la gitana
un vaso de tibia leche,
y una copa de ginebra
que Preciosa no se bebe.

Y mientras cuenta, llorando,
su aventura a aquella gente,
en las tejas de pizarra
el viento, furioso, muerde.

7 comentarios:

carme dijo...

Que bonitos poemas, uf cuanta energía!.
Yo también me colaría encantada en la noche estrellada de Van Gogh, no se si conocerás una canción de Don Mclean que se llama "starry starry night", la letra es también de esas q no te deja indiferente, sino la conoces creo que te gustará.

un saludo!
:)

La Escapista dijo...

No! No la conocía. Me la bajaré a ver que tal!

Saludos!

Miguel dijo...

Yo a lo 20 años llevaba siempre conmigo una antología de Aleixandre y "Poeta en Nueva York", incluso durante el servicio militar dentro del "tanque" en los grandes bolsillos o la mochila cuando íbamos de maniobras.
Aún los conservo.

La Escapista dijo...

"Poeta en Nueva York" es un poemario excepcional, me gusta muchísimo también. Y bueno, Aleixandre... "Espadas como labios".

Quizás en mi próximo post, haya algo de "Poeta en Nueva York" :)

Anónimo dijo...

hola!tengo 17 años y tengo que leer el romancero gitano para clase, pero no entiendo nada!
me parece un poco complicado y eso que amo la poesía, pero nunca lo había leído.
podeis explicarme el tema de este poema, preciosa y el aire?
muchas gracias.

La Escapista dijo...

Hola Anónimo de 17 años!

Contando con que hace siglos que estudié los poemas del Romancero Gitano y que no soy una profesional en esto de la literatura, te diré que tampoco tienes que darle tantas vueltas a la temática. Es lo que hay, no tiene un significado, a priori, más rebuscado. A diferencia de otros poemarios de Lorca, como Poeta en Nueva York, que beben más del surrealismo y son menos comprensibles, el Romancero es una recopilación de pequeñas historias de clara influencia andaluza, donde aparecen, fundamentalmente, dos clases de personajes: los gitanos y la guardia civil. El significado de ambos grupos dentro de la poesía de Lorca, ya los habrás deducido tú. Los gitanos simbolizan la libertad, la alegría... y los guardia civiles todo lo contrario. Ya te toca a ti profundizar en qué tiene que ver esto con la vida del poeta, su falta de libertad, su condición sexual, etc... También te vendrá bien saber alguno de los símbolos que utiliza Lorca, como la Luna o el color verde que enlazan directamente con la muerte...

Yo te recomiendo que te hagas con el libro de la Editorial Cátedra del Romancero Gitano y Poema del Cante Jondo, donde explican los poema. Si no, supongo que en la wikipedia encontraras muchas más cosas. Por otro lado, si tienes alguna duda puntual, estamos para ayudar.

Suerte

Anónimo dijo...

que simboliza la luna en este poema?