sábado, febrero 24, 2007

Nature Boy


There was a boy
a very strange
enchanted boy.
They say he wandered
very far, very far
over land and sea.
A little shy and sad of eye
but very wise was he.

And then one day
one magic day
he passed my way
while we spoke of many things
fools and kings
this he said to me.

The greatest things
you'll ever learn
is just to love
and be love in return




Hay canciones mágicas, que crees que encierran algo más que palabras que encajan entre sí. Esta es una de ellas. Aunque la original data de los años cuarenta y fue popularizada por el gran Nat King Cole, es sublime la versión que David Bowie hace de ella para la película Moulin Rouge de Baz Luhrmann. La voz del camaleónico Bowie se hace hipnótica, te paraliza los sentidos. Tan seductor y enigmático, como siempre, somos muchas las que, al escucharlo, le seguiríamos al mismo centro del laberinto.

1 comentario:

Alain dijo...

Creo que fue después de ver Oliver Twist (no estoy seguro de que fuera esta peli..), cuando me quedé enganchado a esta canción.

"a very strange/ enchanted boy."

Gracias por recordármela, habrá que meterla en el mp3!!